El Morro de Toix es la terminación en el mar de la Sierra de Bernia, y la delimitación natural de las comarcas de la Marina Alta y la Marina Baja.

Desde la cara norte, observamos una bella panorámica del municipio de Calpe, así como de la bahía de Moraira, la Cumbre del Sol de Benitachell, el Parque Natural del Montgó, e incluso en días despejados, la isla de Ibiza.

Por la cara sur, observamos el Puerto Deportivo Marina Greenwich, la bella ciudad de Altea, y los rascacielos de la cercana ciudad de Benidorm. En el interior, apreciamos el Puig Campana, la sierra del Ponoig y los invernaderos de Callosa d'en Sarrià.

Para llegar a la zona de parking donde comienza la subida al Mirador de Toix, se puede llegar o bien por la carretera N-332, accediendo a la urbanización Maryvilla, o a través de la subida por las laberínticas carreteras de la urbanización Maryvilla desde Puerto Blanco.

El punto donde dejaremos nuestro vehículo es el siguiente: 

Parking coches

En días concurridos, quizás haya que aparcar nuestro vehículo antes, ya que el espacio para dejar los vehículos es bastante pequeño y estrecho.

Desde este punto, ascenderemos unos 10 minutos caminando, y llegaremos al conocido Mirador de Toix. Podemos continuar caminando hacia las antenas , lo que nos llevaría unos 20 minutos más. Es una senda lineal, sin dificultad alguna, más que la cuesta inicial que es un poco empinada.

En este paraje, se puede practicar además la escaladarutas de submarinismo, así como avistamiento de aves. También encontramos en ella las calas Gasparet y Collao o Racó del Corb, accesibles únicamente por mar.


Toix