El Ayuntamiento de Calp tiene previsto cubrir 11 puestos de controladores en las playas con el fin de velar por el cumplimiento de la normativa de aforos y medidas de seguridad frente a la COVID-19 este verano.

 

Para ello, el consistorio calpino ha realizado una contratación de emergencia con el objetivo de que estos controladores empiecen a prestar su servicio el 24 de junio. Su labor se verá complementada con los 25 controladores que la Generalitat destinará a Calp para esta temporada turística.

 

Como ya hicieron el año pasado, estos trabajadores se encargarán de controlar el aforo tanto de las playas y calas de la localidad así como el cumplimiento de las medidas de distancia social y de otro tipo que se establezcan frente a la COVID-19. De los 11 puestos que el Ayuntamiento cubrirá este verano, uno de ellos actuará como supervisor del resto y la jornada laboral de todos ellos será de ocho horas.

 

Desde el Ayuntamiento se considera imprescindible la cobertura de estos 11 puestos así como los 25 aportados por la Generalitat con el fin de poder asegurar una mayor eficacia en estas labores de control. El Consistorio invertirá 120.000 euros para la contratación de los 11 puestos mientras la contratación de las 25 personas de la Generalitat será costeada entre las dos administraciones.

 

Por otro lado, a la espera de conocer las medidas concretas que se aplicarán en las playas este verano ante la COVID-19, el Ayuntamiento ya ha anunciado que volverá a instalar unos postes con el fin de dejar libre una franja de seis metros desde la orilla, la cual estará reservada únicamente al paseo y al acceso al baño.

Bild
  • El Ayuntamiento de Calp cubrirá 11 puestos para el control de aforos y el cumplimiento de las medidas de seguridad en las playas